Historia de Licia Bueno

  • Huánuco
  • Área: Protección

Prevenir la violencia sexual desde la adolescencia

Licia es funcionaria pública y forma parte del área de prevención de uno de los Centros de Emergencia Mujer (CEM) de Huánuco, una ciudad en el centro del Perú. A su trabajo de sensibilización ha incorporado temas sobre violencia sexual en entornos virtuales, gracias a su participación en un programa de capacitación promovido por la asociación Paz y Esperanza y Save the Children.

Parte importante del problema de la violencia sexual se basa en los patrones socioculturales que tenemos”, señala Licia al inicio de la entrevista, consciente de que el trabajo para erradicar la violencia en Huánuco es de largo aliento. Licia recorre los 13 distritos de Huánuco, brindando charlas de prevención de violencia de género, a mujeres, niñas, niños y adolescentes.  Sin embargo, espera también implementar pronto en su jurisdicción el programa “Hombres por relaciones igualitarias”, que viene trabajándose en otras zonas del Perú.

“¿Cómo reeducamos?, ¿cómo reestructuramos estas nuevas formas de convivencia también? Justamente para trabajar toda esta situación de la hegemonía que existe”.

Incorporando nuevas temáticas: el ciberacoso

Licia conoce a detalle las desigualdades que persisten en su región: mujeres con una salud delicada que no pueden atenderse en hospitales, porque sus parejas no se lo permiten; comunidades rurales en cuyas sesiones de domingo no participan las adolescentes embarazadas de hombres que les duplican la edad; y, recientemente, aprendió sobre el acoso y extorsión contra menores de edad en entornos virtuales, gracias a su participación en el programa de capacitación impulsado por Paz y Esperanza.

“Hay personas mal intencionadas, adultos que se hacen pasar por niños. Por ejemplo, está el ´grooming´. Se capta a través de las redes a las jovencitas, y lo otro es la promesa del modelaje. Se les dice que cuando sea una agencia formalizada, se les va a pagar”. 

Gracias a este aprendizaje, Licia ha incorporado contenidos relacionados al tema del ciberacoso en sus talleres con adolescentes, “con videos, con sociodramas”. De esta forma, ellos y ellas pueden conocer los riesgos que existen en Internet y permanecer más alertas ante cualquier posible delincuente.

Considerar y prestar atención a los adolescentes

Desde la experiencia de Licia, existe un gran desconocimiento en nuestra sociedad de los derechos sexuales y reproductivos, y los más jóvenes terminan siendo los más afectados.

La poca capacidad de los padres de hablar de esos temas llamados tabú y con ellos advertirlos/las, acarrea que los niños, niñas y adolescentes estén más expuestos a estos peligros”. 

En el caso del acoso virtual, “el agresor sabe a quién engañar y captar”, y capta a quienes no han recibido información en su entorno cercano. Por ello, a través de los talleres que Licia facilita, lo que intenta es que los y las adolescentes “tengan esa antenita para detectar estas señales de alarma de las cuales sospechar”.

En el 2017, en el CEM de Huánuco atendieron 389 casos de violencia sexual, de los cuales 77 han sido por violencia contra menores de edad. Para poder prevenir este tipo de casos, Licia considera que debe haber un tratamiento articulado, en el cual el enfoque de género se aplique de manera transversal en todas las intervenciones de los diversos sectores, pues “ayuda a analizar estas brechas, a analizar por qué la mujer se encuentra, quizás, en una situación de opresión y por qué es tan difícil cambiar estas formas de convivencia”.

Continuidad de las iniciativas

Tras las últimas elecciones regionales en el Perú, un gran reto es poder dar continuidad y prioridad a la agenda relacionada a los derechos de los niños, niñas y adolescentes. 

La capacitación de Paz y Esperanza ha ayudado bastante, porque esta formación ayuda a funcionarios no muy sensibilizados a entender, pues el Estado no invierte mucho en capacitar cada año”.

El gobierno regional saliente impulsó la creación de un plan articulado para prevenir el embarazo en adolescentes y abuso sexual en Huánuco durante el 2018. Licia participó en mesas de trabajo con los sectores de educación y salud para desarrollar el componente preventivo. Para Licia estas mesas son beneficiosas, porque “se fortalece, se dan nuevos lineamientos, se avanza en el sentido de la articulación, de poder conocer algunas acciones que hacen los demás con relación a este tema”.

Licia, en representación del Centro de Emergencia Mujer (CEM) y las otras instituciones participantes continúa trabajando para hacer visible el plan ante el nuevo gobierno electo. Sin embargo, pese a que considera que los planes proveen un norte clave, considera que la prevención es central y que más allá de sancionar, es importante “reparar, ver cómo la persona víctima puede recibir una atención integral para superar dicha situación”.

Sobre la intervención:

El proyecto “Eliminando la violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes en la región Huánuco” ha sido implementado por Save the Children y la Asociación Paz y Esperanza con apoyo de la Unión Europea y End Violence Against Children (EVAC). La intervención busca contribuir a la eliminación de la violencia sexual contra las niñas, niños y adolescentes en Huánuco, Perú, impulsando la mejora de la prevención y la protección a la niñez y adolescencia en siete distritos de la región.

Se han desarrollado programas de especialización para operadores de justicia, operadores de servicios de protección, organizaciones de mujeres, así como de niños, niñas y adolescentes, generando un alto impacto para la prevención en la región y un referente para todo el país. Se busca beneficiar a 50,700 niñas y adolescentes mujeres y 51,900 niños y adolescentes varones entre cinco y 18 años de los distritos de intervención.

Infórmate

Suscríbete a nuestro boletín electrónico.

Síguenos en:

Logo Youtube Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram