Historia de Jhamshary

  • Huánuco
  • Área: Protección

Liderazgo para hacer la diferencia

Jhamshary Vargas es una adolescente de 14 años que forma parte de la organización “Yo también tengo algo que decir”. Este 2019 se cumplen tres años desde su incorporación a la organización. Desde que empezó a participar, se ha convertido en una de las voces jóvenes más fuertes en contra del machismo en Huánuco.

Llegó a la organización “Yo también tengo algo que decir” a través de una amiga. Cuando llegó, todos los temas eran nuevos para ella y se sintió muy motivada por lo que iba aprendiendo. Frases como “los adolescentes tienen derechos” o “la voz de los adolescentes es importante” eran poco comunes en su educación. “No sabía qué era el machismo, no sabía ni que mi propio pensamiento era machista, solamente era una adolescente, ni ciudadana me consideraba (…) no sabía que había leyes que nos protegían”, explica al recordar aquellas épocas.

 “Aún vivimos y estamos sometidos a las construcciones sociales que crea nuestra sociedad. Para nosotros es una gran lucha que tenemos que seguir y estamos ahí para darle. Somos una organización que queremos cambiar esa ideología. No es fácil, pero sabemos que lo vamos a hacer de poco a poco”

“Yo también tengo algo que decir” es una organización liderada por adolescentes, que comunica desde sus propias formas de hacer y pensar. “Es cuestión de seguir incidiendo porque se puede llegar hasta el último niño, niña y adolescente”, explica Jhamshary. Así, son capaces de plantear actividades con una identidad propia, con estrategias que dialogan con los intereses de personas jóvenes.

“Hemos hecho el concurso de Youtubers para difundir este importante tema [acoso sexual]. El cambio que he podido es entre compañeros de mi colegio, ahí están ‘Oye, mira, Jhamshary, que yo también voy a participar’. Y muchos han participado, creando un rap, subiendo sus videos”.

A lo largo de todo su tiempo de participación, Jhamshary identificó prácticas machistas a su alrededor y en ella misma, que empezó a deconstruir por su cuenta. Además, Jhamshary lidera también conversaciones con adultos de su entorno y del ámbito político. Empezó sensibilizando a su familia. “Yo empecé a hablar con mi familia sobre el machismo. Primero dijeron ‘tú estás loca, ¿qué estás hablando?’. Luego seguí insistiendo, y ahora pues mi familia ya tiene más o menos un concepto y me apoya para seguir en esta organización”, comenta. En la esfera pública, junto a “Yo también tengo algo que decir”, Jhamshary ha organizado jornadas en las que candidatos explican sus políticas a favor de los niños, niñas y adolescentes.

“Los candidatos políticos tienen que entender que nosotros también somos ciudadanos, que de una u otra manera tenemos voz y derechos y ellos tienen que saber eso y que somos muy importantes (…) Yo les diría: ‘señores candidatos, necesitamos que ustedes velen por nuestra protección y participación’”.

A través del programa, Jhamshary ha podido acceder a oportunidades de formación y espacios nacionales e internacionales de visibilidad, en los cuales ha podido conocer pares y ha logrado compartir sus saberes e intercambiar ideas con otros. Por ejemplo, luego de conversar con un colega colombiano, aprendió acerca de modelos de autogestión de sus actividades.

Jhamshary cree que este tipo de intercambios son necesarios para seguir fortaleciendo su organización y a la vez continuar, porque reconoce que se ha cambiado “la manera de pensar de algunas personas, pero no de otras, por el mismo entorno en el que viven, la misma cultura en la que nos encontramos”. Ante este reto, Jhamshary responde “seguimos en la lucha y realmente no se acaba este problema”.

Sobre la intervención:

El proyecto “Eliminando la violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes en la región Huánuco” ha sido implementado por Save the Children y la Asociación Paz y Esperanza con apoyo de la Unión Europea y End Violence Against Children (EVAC). La intervención busca contribuir a la eliminación de la violencia sexual contra las niñas, niños y adolescentes en Huánuco, Perú, impulsando la mejora de la prevención y la protección a la niñez y adolescencia en siete distritos de la región.

Se han desarrollado programas de especialización para operadores de justicia, operadores de servicios de protección, organizaciones de mujeres, así como de niños, niñas y adolescentes, generando un alto impacto para la prevención en la región y un referente para todo el país. Se busca beneficiar a 50,700 niñas y adolescentes mujeres y 51,900 niños y adolescentes varones entre cinco y 18 años de los distritos de intervención.

Infórmate

Suscríbete a nuestro boletín electrónico.

Síguenos en:

Logo Youtube Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram