Josefa*

  • Lima
  • Área: Ayuda Humanitaria

Emprender con una sonrisa

Josefa* salió de Venezuela obligada por la crisis económica de su país. Durante el tiempo que llevaba en Perú, casi tres años, se dedicó a la venta de café y queques en la calle llevándolos en un coche de mercado. La situación resultaba muy dura, su esposo tenía trabajos esporádicos y ella se encontraba embarazada.

Con mi embarazo, había momentos en que solo comía una vez, se nos juntó el arriendo. Si no era pagar el arriendo, teníamos que pagar los servicios. Nos decían que teníamos que pagar, sino nos lanzaban a la calle. Ya se llegaba la hora de mi parto, no podía solventar varias cosas…

La voz de Save the Children

Fue por ese entonces cuando una amiga le mencionó sobre la labor que lleva a cabo Save the Children a través del programa “Asistencia para el bienestar e inclusión de familias migrantes y refugiadas en Perú”. Le envió un link por WhatsApp para llenar un cuestionario que Juana* llenó con mucha fe.

Al poco tiempo la contactaron y Josefa* encontró una voz amiga. La orientación psicosocial que le brindaron la ayudó a levantarse de la depresión en la que se encontraba y, al mismo tiempo, recibió consejos de nutrición para llevar mejor su embarazo.

Josefa* trabajó hasta un día antes del parto y coincidió con el inicio de la cuarentena en el Perú por la pandemia del COVID-19, en marzo del 2020. Poco después, Save the Children se puso nuevamente en contacto para saber cómo se encontraba.

Me dieron asesoramiento sobre nutrición, los tratos que tenía que darle a la niña (…) Me comencé a sentir un poco más tranquila (…) Gracias a Dios llegó esta organización a mi vida, a orientarme de cierta manera, a apoyarme, a darme ciertos consejos, a creer un poquito más y a aprender a escuchar a las personas

¡Lista para emprender!

La oportunidad para Josefa* llegó cuando le ofrecieron entrar al programa del sector Medios de Vida en el que podría llevar algunos cursos dirigidos a emprender. Aprendió sobre promoción a través de redes sociales, medios de cobranza, cuánto invertir, cómo generar ganancias, y comenzó a aplicarlo en su pequeño negocio. Sin embargo, no contaba con muchos recursos para sacarlo adelante.

Grande fue la alegría de Josefa* cuando le dicen que había sido seleccionada como ganadora del concurso “Mi pana, ¡emprende!”. Gracias a esto, se hizo acreedora de un capital semilla (apoyo económico) para centrarse en su negocio de repostería e invertir en los elementos que le hacían falta.

En ese momento contábamos con 170 soles nada más, nos tocaba ya el arriendo, los pañales de la niña… y yo digo que eso fue un milagro de Dios, y los milagros sí existen cuando uno tiene mucha fe para hacer las cosas. Enseguida me dijo (el personal de Save the Children): vaya y busque la plata y haga las cosas por su familia.

Ser ayudada para ayudar

Sin duda, para Josefa* la contribución de Save the Children más importante en su vida es haberle dado la posibilidad de poder ayudar, a su vez, a otras personas.

Esta organización me ha llegado de muchas maneras, no solo a mi hogar, sino que ha llegado a mi familia y amistades (…) La venta de dulces me ha ayudado a ayudar a otras personas, siempre hay algo que hacer, algo que inventar, alguien a quien ayudar, así como me ayudaron a mí.

Josefa* cree que una de las cosas más importantes que ha aprendido desde que llegó a Perú ha sido tener una mentalidad emprendedora y seguir luchando a pesar de las adversidades.

La gente aquí me ha enseñado a ser muy emprendedora, que a pesar de que tengamos días fuertes, tenemos que resolver el día de mañana, pero siempre llevando una sonrisa. Tiene que ser así, entonces no nos quedemos sin soñar, porque si yo lo logré, muchos lo pueden hacer también.

*El nombre ha sido cambiado por Política de salvaguarda.

Sobre el proyecto

El proyecto de “Asistencia para el bienestar e inclusión de familias migrantes y refugiadas en Perú” ha sido implementado por Save the Children con apoyo de la Oficina de Asistencia Humanitaria de USAID (BHA/USAID). Esta intervención tiene como objetivo brindar asistencia humanitaria a las familias venezolanas que se vieron obligados a salir de su país por la grave crisis económica. Los ejes del proyecto corresponden a: protección a través de apoyo psicosocial; nutrición y salud; medios de vida a través del fortalecimiento de habilidades para emprender o acceder a un empleo; así como ayuda humanitaria para cubrir los gastos mínimos de alimentación, vivienda y abrigo de la familia. 

Infórmate

Suscríbete a nuestro boletín electrónico.

Síguenos en:

Logo Youtube Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram